Muchas compañías dedicadas a la tecnología invierten millones en reforzar la seguridad informática de sus productos en el mercado, sin embargo, esos esfuerzos no siempre son suficientes, y como resultado, los criminales cibernéticos hacen de las suyas, infectando con malwares o hackeando maliciosamente los dispositivos de las personas para sacar provecho económico. Un ejemplo de esto es el teléfono móvil, que en numerosas ocasiones ha quedado demostrado que cuenta con vulnerabilidades y que es un blanco medianamente fácil para los hackers maliciosos.

Vivir con la preocupación de no saber si tu teléfono móvil fue hackeado, no es una opción válida para ti, ni para nadie, razón por la que te enumeraremos siete signos que te permitirán determinar si tu teléfono celular ha sido atacado por un malware o por cualquier acción de un criminal cibernético, también conocido con el nombre de hacker malicioso.

1. ¿Observas que está mucho más lento?

Una de las señales más comunes de saber si fue hackeado o no tu teléfono, es haciéndole seguimiento a la rapidez de su funcionamiento. Si observas que repentinamente se vuelve mucho más lento, y que se conecta a la red con mayor dificultad, es mejor que averigües de una vez la razón exacta. Y cuidado, también puede deberse a actualizaciones del sistema operativo más potentes de lo que tu teléfono móvil puede soportar.

2. ¿Se calienta rápido y fácilmente?

De acuerdo a expertos en seguridad y tecnología de la empresa estadounidense Intel, esto se debe a que una aplicación maliciosa puede estarse ejecutando en segundo plano.

3. La batería se agota más rápido de lo normal

Esta causa puede estar vinculada con la anterior; es decir, por el sobrecalentamiento, puede desgastarse la batería. De cualquier forma, estaría siendo afectado por un malware. Recuerda siempre: el cambio debe ser muy drástico, porque si no lo es, puede deberse a una actualización del sistema operativo que tu teléfono no soporte.

4. Cuidado con los mensajes desconocidos

Es común que los teléfonos que son infectados por aplicaciones maliciosas reciban o envíen mensajes extraños a través de WhatsApp o mensajería de texto.

En ocasiones se trata de invitaciones u ofertas que básicamente transmiten los llamados virus al dispositivo móvil que lo recibe.

También son enviados en forma de emails, con links dudosos.

Si te sucede esto, lo mejor es que borres el mensaje y por nada del mundo lo abras o le des click.

5. Las famosas ventanas emergentes

Todos odiamos las pop ups, porque nos desvían de nuestro objetivo principal. Ahora tienes otra razón para hacerlo, y es que son utilizadas por malwares para que ejecutes acciones que infectarán tu dispositivo móvil. ¿Nuestra recomendación? Es mejor que las cierres y evites a toda costa clickear sobre ellas.

6. ¿Aplicaciones, compras o consumo de datos sospechosos?

¿Te ha sucedido que salen en tu pantalla aplicaciones nuevas en tu móvil? O peor aún ¿Repentinamente se disparó el consumo de megas? La razón detrás de esto podría ser la acción de un criminal cibernético, que esté utilizando tus datos y maneje tu lista de aplicaciones a su favor o simplemente te infecte el teléfono móvil. Por lo tanto en caso de que veas esta actividad sospechosa, lo mejor es que investigues la aplicación, su legalidad y en el punto más extremo, la elimines.

7. Ruidos y apariencia distinta de las páginas o aplicaciones

Otra forma de saber si tu teléfono móvil fue hackeado, es cuando notas páginas web o aplicaciones que siempre visitas, con un aspecto muy diferente, o quizás con configuraciones diferentes, que puede que sea un hacker malicioso actuando remotamente.

Por otra parte, si escuchas ruidos, voces y sonidos extraños a la hora de hacer llamadas, debes tener cuidado, puede que tu teléfono haya sido afectado por un criminal cibernético.

¿Cómo evitar y solucionar estos problemas?

Acá te dejamos algunas recomendaciones básicas para que tomes en cuenta y evites que tu teléfono móvil sea hackeado o en caso de que ya lo esté, disminuye la amenaza:

  • Ten activo y actualizado el antivirus
  • Desinstala las aplicaciones sospechosas
  • Si puedes, no navegues por redes WIFI desconocidas y públicas
  • Actualiza constantemente tu teléfono móvil
  • Vigila la factura y el consumo de datos y denuncia las irregularidades.

Si sigues cada uno de estos consejos, y tu móvil no presenta ninguno de estos síntomas, entonces puedes estar tranquilo; tu teléfono móvil se encuentra en óptimas condiciones y funcionamiento, y lo mejor de todo, no ha sido hackeado y por ende está libre de malwares e infecciones maliciosas.

También puedes leer: La policía de Florida compró un software malicioso de control y seguimiento

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *